viernes, 23 de agosto de 2013

La Historia se Repite

Extracto del clásico de Milton Mayer sobre la Alemania nazi "Pensaban que Eran Libres. Los Alemanes, 1933-45"  (1955)

"De lo que parece que nadie se daba cuenta," me dijo un colega, un filólogo, "era del abismo cada vez más grande, después de 1933, entre el gobierno y la gente. Piense en lo grande que era este abismo desde el principio, aquí en Alemania. Y siempre estaba creciendo. Sabe, la gente no se siente más cercana al gobierno sólo porque se les dice que es un gobierno de la gente, una democracia de verdad, o por alistarse en la defensa civil, o incluso por votar. Todo esto tiene poco, nada que ver con el hecho de saber que uno está gobernando.

"Lo que pasó aquí fue que la gente se acostumbró poco a poco a ser gobernada por sorpresa, a encajar decisiones tomadas deliberadamente en secreto, a creer que la situación era tan complicada que el gobierno tenía que actuar en función de una información que la gente no podía entender, o tan peligrosa que no podría ser liberada por razones de seguridad nacional. Y la sensación de identificación con el líder, su confianza en él, hizo que fuera más fácil que este abismo creciera, tranquilizando a aquellos que de otro modo estarían preocupados.
Grafiti de Banksy
"Esta separación entre el gobierno y su gente tuvo lugar de forma gradual e imperceptible, cada paso disimulado (quizás no de forma intencionada) como medida temporal de emergencia o asociado con una auténtica lealtad patriótica o con propósitos sociales reales. Y todas estas crisis y reformas (reformas reales también) ocupaban tanto a la gente que no veían el lento movimiento de trasfondo, el proceso del gobierno alejándose cada vez más."

"Vivir en este proceso es no ser capaz de notarlo en absoluto -por favor trate de creerme- a no ser que uno tenga un grado de consciencia política, de agudeza, muy superior a la que la mayoría de nosotros tuvo jamás ocasión de desarrollar. Cada paso era tan pequeño, tan inconsecuente, tan bien explicado o, en ocasiones, lamentado, que, a no ser que uno estuviera distanciado de todo este proceso desde el principio, a no ser que uno entendiera de qué trataba esto, qué eran estas "pequeñas medidas" que ningún "patriótico alemán" podía resentir, uno no lo veía evolucionando día a día más que un granjero ve el maíz creciendo en sus campos. Un día pasa por encima de su cabeza.

"Sabe," mi amigo continuaba, "uno no ve exactamente adónde o cómo moverse. Créame, esto es cierto. Cada acto, cada ocasión, es peor que la anterior, pero solo un poco peor. Esperas a la siguiente y a la siguiente. Esperas una gran y estremecedora ocasión, pensando que otros, al llegar, se unirán a ti para oponerse de alguna manera. No quieres actuar ni siquiera hablar solo, no quieres "salirte de tu camino y causar problemas". ¿Por qué no? Bueno, no estas acostumbrado a hacerlo. Y no es sólo el miedo, el miedo por si solo, este te frena, también es una genuina incertidumbre.

"Pero la gran ocasión estremecedora, cuando docenas, cientos o miles han de unirse a ti, nunca llega. Esa es la dificultad. Si el último y peor acto de todo este régimen hubiera llegado después del primero y más pequeño, miles, sí, millones se hubieran asustado lo suficiente. Por ejemplo, si el gaseo de judíos hubiera llegado inmediatamente después de las pegatinas con la "Firma Alemana" en las ventanas de las tiendas de los no judíos en el 33. Pero por supuesto, no es así como funciona. En medio están los cientos de pequeños pasos, algunos de ellos imperceptibles, cada uno de ellos preparándote para que no te asustes con el siguiente. El Paso C no es mucho peor que el Paso B, si no te opusiste al Paso B, ¿por qué te ibas oponer al Paso C? Y así llega el Paso D.

Grafiti en Lisboa
"Y un día, demasiado tarde, tus principios, si alguna vez fuiste sensible a ellos, de repente llegan de golpe. La carga del autoengaño se ha hecho demasiado pesada, y algún pequeño incidente, en mi caso mi hijo pequeño, poco más que un bebé, diciendo "cerdo judío", hace que de repente todo se venga abajo, y ves que todo ha cambiado bajo tus narices. El mundo en el que vives, tu país, tu gente, no es en absoluto el mundo en el que naciste. Las formas están todas ahí, todas sin tocar, todas reconfortantes, las casas, las tiendas, los trabajos, las comidas, las visitas, los conciertos, el cine, las vacaciones. Pero el espíritu, el cual nunca notaste porque siempre cometiste el error de identificarlo con las formas, ha cambiado. Ahora vives en un mundo de odio y miedo, y la gente que odia y teme ni siquiera lo sabe, cuando todo el mundo ha sido transformado, nadie se ha transformado. El sistema mismo no pudo haber pretendido esto desde el principio, pero para mantenerse se vio forzado a llegar hasta el final."

Anexo 26/08/2013

Encontré este extracto de Milton Mayer en un comentario enviado por el usuario Grich al muy recomendable editorial de The Guardian que resume los extraordinarios sucesos ocurridos en la ultima semana (detención de David Miranda, revelación de amenazas del gobierno británico al diario, etc)

En respuesta a este texto aparece una réplica y una contra réplica que merecen la pena traducirse también.

Lohmann:

 "Vivir en este proceso es no ser capaz de notarlo en absoluto -por favor trate de creerme- a no ser que uno tenga un grado de consciencia política, de agudeza, muy superior a la que la mayoría de nosotros tuvo jamás ocasión de desarrollar."

Soy suficientemente afortunado para tener esa consciencia política. Sabía que cuando Reagan ganó la presidencia sólo sería cuestión de tiempo para que EEUU llegara adonde está ahora mismo. Dejé el país poco después de aprobarse la Ley Patriota: no quería criar a mi hijo en un pais que marchaba a toda velocidad hacia el precipicio. Mi consciencia me prohibía quedarme ahí, siendo cómplice inconsciente de un mal cometido en mi nombre y con mis impuestos.

Espero que aún estemos a tiempo para que se abran suficientes ojos para marcar la diferencia, pero lo dudo. Dada la escasa mención de estas cuestiones vitales a una ciudadanía escandalosamente crédula y maleable, para quien el pensamiento crítico es algo sospechoso y elitista, no tienen las herramientas intelectuales para procesar la información apropiadamente, especialmente con las mentiras estridentes con que les nutre el Todopoderoso Wurlitzer [referencia a la Operación Mockingbird = manipulación de medios de comunicación]

América se ha acabado, simplemente no lo saben aún. Y no va a derrumbarse sin llevarse el mundo consigo.

El extracto de Milton Mayer es un muy certero paralelismo histórico de nuestros tiempos, y es casi imposible imaginarse una trayectoria alternativa en la que esto acabe de una manera más pacífica, especialmente ante el fácil éxito de lo que parece otro ataque más de bandera falsa -y muy oportuno para distraer nuestra atención de las vistas tras correr las cortinas- para justificar otra guerra más. Ahora aparecen informaciones que dicen que el pentágono está iniciando preparativos para un ataque con misiles al gobierno sirio. Si eso ocurre, y cuando ocurra, cualquier cosa puede pasar. La tercera guerra mundial puede suponer la fractura del mundo, pero están aquellos que incluso ahora están calibrando la manera de sacar partido de esto, aunque sea sólo para las pocas horas que tendrán antes de convertirse ellos mismos en cenizas.

Primero como Tragedia, luego como Farsa. Excepto que la farsa histórica es mucho más dolorosa que la tragedia, por ser tan jodidamente predecible.

Duncanmacmartin:

"...una ciudadanía escandalosamente crédula y maleable, para quien el pensamiento crítico es algo sospechoso y elitista, no tienen las herramientas intelectuales para procesar la información apropiadamente, espcialmente con las mentiras estridentes con que les nutre el Todopoderoso Wurlitzer"

Creo que has expuesto aquí uno de los grandes problemas de raíz -una población cognitivamente reprimida, incapaz de conceptualizar y por ello incapaz de gestionar adecuadamente causas y efectos. Al estar sumergidos desde el nacimiento en una sopa social de competición, con su dinámica de miedo y avaricia, han sido incapaces de desarrollar empatía y con ello obviado las herramientas cognitivas y la motivación que trae la construcción de relaciones mutuamente beneficiosas.

Lo que pasa por educación es simplemente la esclavitud de retener y recordar instrucciones autorizadas que nos condicionan a una vida de servicio a psicópatas infantiles "domesticados" y retrasados empáticos que escalan decidida y despiadadamente la pirámide humana competitiva.

Todavía tengo esperanza de que llegue ese esquivo escenario del 'traje nuevo del emperador' que nos conmocione lo suficiente como para valorar y elegir crecer de una puta vez.

Anexo  27/08/2013

"Por supuesto que la gente no quiere guerras. ¿Por qué va a querer un pobre y sucio granjero arriesgar su vida en una guerra cuando lo mejor que puede sacar de ella es la posibilidad de volver entero a su granja? Naturalmente la gente común no quiere guerras, ni Rusia ni Inglaterra ni Alemania. Eso está claro. Pero son los líderes los que determinan la política, y siempre es una cuestión sencilla arrastrar a la gente, sea una democracia, una dictadura fascista, un parlamento o una dictadura comunista. Con voz o sin ella, siempre se puede someter a la gente al mandato de sus líderes. Eso es fácil. Todo lo que tienes que hacer es decirles que están siendo atacados y denunciar a los pacifistas de falta de patriotismo y de exponer al país a un peligro mayor."
Hermann Goering en los Juicios de Nuremberg antes de ser condenado a muerte, 1946.

"¿Sabes? en mi línea de trabajo tienes que estar repitiendo las cosas una y otra y otra vez para que entre la verdad, es como catapultar la propaganda"
George W. Bush en una charla dada en un colegio de Rochester, Nueva York, el 24 de mayo de 2005

17 comentarios:

  1. Cuando se le da el premio Nobel a un individuo con guerras abiertas y que ya está pensando en otra (Siria), malo. Cuando los periodistas acuden a una entrevista donde el presidente del Gobierno habla por TV y ni siquiera se le puede preguntar, malo. Cuando esos mismos periodistas se hacen eco de las mentiras soeces de los políticos, malo. Cuando un rey nombrado a dedo por un dictador militar es aceptado, y toda su familia vive como un grupo de parásitos, y no se hace nada, malo.
    Y no digamos ya cuando una grupo antideshaucios es llamda etarra por una delegada del Gobierno. Malo. Muy malo.
    Vamos por muy mal camino. Esto tiene que petar por algún lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podrías haberlo dicho mejor.

      Eliminar
    2. Dicho esto no hay mas que decir.

      Eliminar
    3. Así es!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
    4. ¿Qué tal Egypto o Túnez?
      Allí no se han cortado un pelo.

      Eliminar
    5. "Esto tiene que petar por algún lado", decimos todos. Pero esperamos esa gota que colma el vaso, como dice el artículo. No llegará, o llegará para tí solamente y no para el resto (Para mí llegó hace tiempo pero no puedo hacer más que patalear por la red y ir a las manifestaciones).

      El método usado por los nazis para inocular el nazismo en su población es exactamente el mismo que usa la Troika y los gobiernos títeres como los del PPSOE para inocular el austericidio; o lo que usa EEUU para inocular la "necesidad" de destrozar países en Oriente Próximo o de espiar al planeta entero.

      Increíble la vigencia del artículo.

      Eliminar
  2. Todo lo dicho no hace mas que dar fe de que la historia se va a repetir porque es inevitable que así sea. Todas las élites que tienen algo que decir colaboran porque tienen intereses comunes o coincidentes ( no soy conspiranoico en eso ) y si dió resultado una vez no hay porqué pensar que no lo dará de nuevo.

    La deriva hacia un totalitarismo electrónico limpio que no se note, que no huela, que no ensucie funciona bien aunque mas pronto o mas tarde aparecerán las manchas.

    Como dice la diputada por el partido pirata islandés Birgitta Jónsdóttir “El capitalismo no se puede cambiar, se tiene que destruir” ( http://cort.as/5Ucb ) pero se autodestruirá por su propia inercia económica no poniendole una bomba. Mientras llegamos a eso podremos rebelarnos o seguir como estamos pero la mayoria no tienen empuje ni para levantarse del sofá a buscar el mando de la tele.

    La solución debe ser una iniciativa personal y no esperar a que alguien haga algo y unirme a él.

    ResponderEliminar
  3. Errata: «Sabe, la gente no se siente más cercana al gobierno sólo PORQUE».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido, gracias! se agradecen mucho estos avisos.

      Eliminar
  4. Un visión científico-filosófica de este excelente artículo:

    http://www.transpersonaljournal.com/pdf/vol4-issue1/Amador%20Martos.pdf

    ResponderEliminar
  5. La clase media, esos señores que almorzaban en restaurantes a diario, compraban coches de 25.000 euros cada cuatro años, tenían internet y canal plus, y se iban de vacaciones en agosto a un hotel de la playa no menos de 15 días, hoy en día esos mismos señores se encuentran sin trabajo, asfixiados por la hipoteca, con más impuestos, encontrándose que comprar una botella de whisky "del bueno" ahora es un lujo.

    ¿Esperáis una revolución? Eso difícilmente va a pasar. Cuando las familias empiecen a tener hambre los padres saldrán a la calle a robar al primero que pase y las madres se prostituirán. Como pasa en muchas zonas de latinoamérica que en cuanto empieza a anocher, todo el mundo a casita porque en la calle eres carne de cañón. Donde tu vida vale menos que el teléfono móvil que llevas, como te niegues a entregarlo.

    El nivel de miseria que un pueblo puede soportar es infinito, y más si lo tienen aprisionado con la bota en el cuello. Tenemos ejemplos por todo el planeta, desde las FARC de Colombia, los niños soldado del Congo, los pariahs de la India, los narcos mexicanos... Imponiendo su voluntad por medio de la fuerza sin que el pueblo pueda hacer nada.

    Y a Hitler se le derrotó porque Franceses, Ingleses y Rusos sabían que eran los siguientes, no porque el pueblo alemán se rebelase. Ahora estamos peor. La bota en el cuello la imponen organismos supranacionales y grandes multinacionales, el capital. No es un enemigo invisible, pero es intangible. No hay un señor bajito con bigote al que señalar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Yo, simplemente hago alusion al pensamiento de Bertold Brech, vinieron por el profesor pero como no soy educador no me importo, despues vinieron por el estudiante y como no soy estudiante tampoco me importo, luego vinieron por el sacerdote y como no soy religioso tampoco me importo, al poco tiempo vinieron por el sindicalista pero como no soy sindicalista tampoco me importo, hoy vinieron por mi y quise gritar pero nadie me escucho proque ya era demasiado tarde.
    En conclusión quien no es solidario es solitario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé de dónde salió ese pensamiento de Brech...http://www.redaccionpopular.com/articulo/sobre-la-increible-historia-de-un-poema-que-bertolt-brecht-nunca-escribio

      Eliminar
  7. Protegerse de los Psicópatas (Capítulo REDES 436)
    http://www.youtube.com/watch?v=s43IFGAYSa4

    La defensa en contra del psicópata - El arte de la supervivencia urbana: http://www.youtube.com/watch?v=jijIHLkzznc

    "Ponerología política: una ciencia de la naturaleza del mal ajustada a propósitos políticos" (Andrew M. Lobaczewski, 1998): http://www.respuestasveganas.org/2010/06/ponerologia-politica-una-ciencia-de-la.html

    The Corporation ¿instituciones o psicópatas?
    http://www.youtube.com/watch?v=Bkr-paaAYJ8

    Confesiones de un asesino financiero
    http://www.youtube.com/watch?v=G9SaiKfKC8c

    La enfermedad se llama IDEOLOGÍA psicópata, la medicina se llama sensocentrismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! la ponerología de Lobaczewski está en la lista de temas planeados para este blog, no tardará mucho en salir algo.

      Eliminar